Publicado el

Zumo de arándano e infecciones urinarias

Zumo de arándanos para las infecciones urinarias

El zumo de arándano es un excelente remedio para la prevención y el tratamiento de las infecciones del aparato urinario, pero antes permíteme brindarte un panorama más amplio de sus propiedades generales:

  • Antiinflamatorio.
  • Prevención del cáncer.
  • Antienvejecimiento.
  • Protección del sistema nervioso.
  • Prevención del daño del ADN.
  • Mejora la función sexual.
  • Favorece la salud del cabello.
  • Ayuda contra la diabetes.
  • Regulación del colesterol.
  • Reducción de la presión arterial.
  • Protección de la función cognitiva.
  • Mejora la vista.
  • Ayuda a reducir la grasa.
  • Cuidado de la piel.

Contra las infecciones urinarias

El zumo de arándanos contra las infecciones urinarias es eficaz porque posee una sustancia que evita que las bacterias se adhieran a la membrana de las vías urinarias y de la vejiga; esto es muy interesante y de acuerdo a una investigación dirigida por Tero Kontiokari (Universidad de Oulu, Finalandia) publicado en el British Medical Journal (2001), puede ayudar a disminuir o evitar el uso de antibióticos en estos casos.

Su mecanismo de acción es mediante una doble vía. Por un lado, la presencia de ácidos orgánicos aumenta la acidez de la orina e impide la proliferación de bacterias; por el otro, los flavonoides son potentes antiinflamatorios que actúan en las paredes venosas e impiden que los microorganismos se adhieran y se multipliquen en los tejidos.

El zumo de arándano es una fuente rica de vitamina C, fibras, potasio, hierro, calcio, taninos de acción astringente y de diversos ácidos orgánicos.

Más el punto más destacado del arándano en cuanto a su valor nutricional, es su abundancia de pigmentos naturales (antocianos y carotenoides) de fuerte acción antioxidante; los antocianos neutralizan la acción de los radicales libres que son nocivos para el organismo lo cual le confiere propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, cardioprotectoras, inmunoestimulantes e incluso anticancerígenas.

También destaca su capacidad para mejorar la microcirculación, lo cual evita la formación de telagiectacias (pequeñas venitas inflamadas) y deterioro de la visión.

Los estudios realizados, indicarían que las variedades de arándano rojo tendrían mayor especificidad por la prevención y tratamiento de las infecciones urinarias y el azul por la protección de la vista, pero las dos variedades funcionan bien en todos los casos.

Pablo de la Iglesia

Compartir