Publicado el

Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en grasas y azúcar

Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en azúcar y grasas

Los Omega 3 de origen marino, en forma de aceite de pescado, pueden mitigar lo peor de la inflamación crónica causada por dietas ricas en azúcar y grasas inadecuadas, tal como lo sugiere un nuevo estudio en ratones.

No es nada nuevo, por supuesto; los profesionales de la medicina integrativa venimos recomendando los Omega 3 para esta función desde los años 80, algunos un poco más tarde.

Pero ante el negacionismo médico farmacéutico vigente, tenemos que seguir insistiendo con pruebas de lo obvio. ¡Todo sea por conservar el gran negocio de fármacos ineficientes y tóxicos! Sin mencionar el sufrimiento innecesario de los animales cuando se trata de una sustancia muy segura que perfectamente puede ser probada con seres humanos voluntarios.

Sigue leyendo Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en grasas y azúcar
Compartir
Publicado el

MAGNESIO, fundamental para la salud

Magnesio, fundamental para la salud

La deficiencia de magnesio se asocia con trastornos fisiológicos y psicológicos porque las mitocondrias dependen del magnesio para catalizar cientos de reacciones metabólicas.

Los análisis de sangre son indicadores poco confiables de deficiencia, porque menos del 1% de todo el magnesio corporal se almacena en el torrente sanguíneo. La mayor parte se almacena en los huesos.

Durante la exposición al frío extremo, el magnesio se libera de los huesos al torrente sanguíneo para ayudar a potenciar las mitocondrias. Cuanto más frío dosifique, más magnesio necesitará.

Las dietas ricas en verduras de hoja verde ya no son suficientes para mantener niveles saludables de magnesio.

La deficiencia de magnesio afecta el metabolismo

Cada función metabólica en el cuerpo humano depende del magnesio, incluida la producción de energía, la síntesis de proteínas y la vitamina D. El magnesio es esencial para las funciones en el cerebro, el hígado, los riñones y la reparación del ADN. Las personas que son deficientes en magnesio están en mayor riesgo de diabetes, enfermedad cardiovascular, Alzheimer, trastorno de depresión mayor, y una miríada de otras enfermedades – tal vez porque el magnesio juega un papel crítico en la función de la insulina (Jahnen-Dechent 2012).

Según Castellanos-Gutiérrez “varios estudios han informado que una menor ingesta de magnesio se asocia con un mayor riesgo de resistencia a la insulina”, y “el aumento de la ingesta de magnesio se asocia con un índice de masa corporal más bajo, una circunferencia de cintura (más pequeña) y una glucosa sérica más baja”.

Dado que los efectos de la deficiencia de magnesio son tan graves, insidiosos y potencialmente mortales, uno pensaría que todos los que están remotamente preocupados por su salud y bienestar estarían ansiosos por comprender su equilibrio de magnesio. Sin embargo, todavía no existe una prueba médica confiable para medir los niveles de magnesio en el cuerpo. Alrededor del 60% del magnesio total se almacena en los huesos, y la mayor parte del resto en los músculos y otras células. Solo el 1% del magnesio total se encuentra en el torrente sanguíneo, lo que significa que las pruebas que miden las concentraciones sanguíneas son marcadores deficientes de suficiencia o deficiencia de magnesio.

Para la mayoría de las personas, mantener niveles suficientes de magnesio requiere una ingesta diaria de al menos 360 mg. Las plantas verdes y frondosas son la fuente más común, pero los cambios en las prácticas agrícolas y de la industria alimentaria han eliminado el magnesio de los alimentos que solían contener cantidades abundantes.

Como consecuencia de estos cambios en la agricultura y la dieta, la mayoría de las personas en los países occidentales e industrializados no obtienen la cantidad diaria recomendada de magnesio en sus dietas .

La grasa marrón demanda micronutrientes

El lugar de producción de energía en el cuerpo humano es una estructura subcelular llamada mitocondrias, donde se controla la oxidación de glucosa, grasa, proteína y cetonas . El magnesio juega un papel tan crítico en las mitocondrias que las concentraciones de magnesio son aproximadamente diez veces más altas dentro de las mitocondrias que en otras partes de la célula humana .

Y en ninguna parte del cuerpo las mitocondrias están más densamente empaquetadas que en la grasa marrón.

A diferencia de la grasa blanca, que existe únicamente para el almacenamiento de energía en forma de grasa, el propósito principal de la grasa marrón (también llamada tejido adiposo marrón, o BAT) es producir suficiente calor para mantener el cuerpo caliente en ambientes fríos. Cuanta más exposición al frío experimenta el cuerpo humano, más grasa marrón recluta el cuerpo.

Puede ser una sorpresa saber que más grasa marrón se asocia con una masa corporal general más magra hasta tal punto que se están realizando ensayos clínicos para explorar la posibilidad de que la grasa marrón pueda ser un tratamiento para la obesidad. Debido a que la mejor manera de reclutar nueva grasa marrón es una práctica regular de exposición deliberada al frío, es lógico pensar que las necesidades de magnesio serán mucho mayores en las personas que usan baños de hielo o practican natación en agua fría.

En un estudio ruso, la exposición a -70C durante solo 3 minutos resultó en un aumento duradero del 5% -10% en las concentraciones de magnesio en la sangre (Juravlyovaa et al. 2018). La mayor parte de ese magnesio probablemente se liberó de los huesos, donde hasta un tercio de las reservas de magnesio están disponibles para satisfacer las necesidades metabólicas inmediatas.

Pero, ¿qué sucede con los huesos después de que liberan todo ese magnesio? Un estudio reciente de China sugiere que pueden sufrir una pérdida de fuerza y densidad. Los investigadores rastrearon fracturas óseas entre los ancianos durante los eventos climáticos fríos (-2C) en Wuhan, China.

Las temperaturas de congelación aumentaron el riesgo relativo de fracturas óseas en mujeres chinas de edad avanzada (>75 años) durante un período de varios días después de la exposición al frío, particularmente en mujeres que han experimentado previamente una fractura.

Aunque los investigadores especulan que la causa podría estar relacionada con la reducción de la síntesis de vitamina D, la reducción de la actividad física, la reducción de la flexibilidad o el aumento de las condiciones de riesgo de nieve y hielo, ninguna de estas explicaciones es satisfactoria. Como tal, no podemos descartar la posibilidad de que el agotamiento episódico de magnesio de los huesos durante la termogénesis pueda poner a las poblaciones vulnerables en mayor riesgo de fractura hasta que se reemplace ese magnesio.

Debido a que los epidemiólogos chinos no tienen datos sobre los niveles de magnesio en la población que estaban monitoreando para detectar fracturas óseas, no es posible decir si la suplementación con magnesio rescataría la densidad ósea en el frío.

Hay algunas pruebas que sugieren que podría. Por ejemplo, un estudio de 15 mujeres jóvenes mostró que el aumento de la grasa marrón se asoció con una mayor densidad ósea. Los investigadores dividieron a los sujetos en tres grupos: 1) cinco mujeres diagnosticadas con anorexia nerviosa (AN), 2) cinco mujeres recuperadas de AN, y 3) cinco controles sanos. En exploraciones PET durante la exposición al frío, los controles sanos exhibieron la mayor activación de grasa marrón y la mayor densidad ósea en todos los grupos (Bredella et al. 2012). Además, los estudios en ratones indican que el aumento de los niveles de grasa marrón puede proteger contra la pérdida ósea en el frío (Du et al. 2022)

Las células de grasa marrón están llenas de miles de mitocondrias hambrientas de magnesio, lo que sugiere que los cuerpos con magnesio adecuado podrían protegerse contra la pérdida ósea inducida por el frío reclutando y manteniendo niveles adecuados de grasa marrón (es decir, tejido adiposo marrón, BAT).

Estos resultados sugieren que una práctica a largo plazo de exposición deliberada al frío requerirá algo más que una liberación temporal de magnesio almacenado de los huesos. Es decir, a medida que su cuerpo acumula grasa marrón y produce nuevas mitocondrias (llamadas mitobiogénesis), demandará más y más magnesio para mantenerse al día con su metabolismo acelerado.

Dada la deficiencia de magnesio en las dietas típicas y la necesidad de magnesio para reclutar nuevas células de grasa marrón llenas de mitocondrias, los émbolos fríos regulares podrían hacer bien en tomar un suplemento regular de magnesio.

Los baños fríos de sal de Epsom promueven la absorción transdérmica

Aunque anteriormente he indicado que algunos científicos son escépticos de que el magnesio pueda absorberse a través de la piel (por ejemplo, Gröber et al. 2017), la medición directa de laboratorio demuestra que los iones de magnesio transitan la piel humana y los folículos pilosos contribuyen con aproximadamente un tercio del flujo total de magnesio (Chandrasekaran et al. 2016). Cuando los estudios que descartan la absorción de magnesio a través de la piel se basan únicamente en las concentraciones sanguíneas, no pueden aceptarse como definitivos. Por ejemplo, si el magnesio se absorbiera a través de la piel durante un baño de sal de Epsom (sulfato de magnesio), ese magnesio probablemente se absorbería en las células musculares, o se llevaría a los huesos, sin ser detectado por una extracción de sangre.

Los estudios basados en muestras de cabello y orina han mostrado mejores resultados. Por ejemplo, “la medición de los niveles de magnesio en la orina mostró un aumento desde el nivel de control, media 94.81 ± 44.26 ppm / ml a 198.93 ± 97.52 ppm / ml después del primer baño. Aquellos individuos donde los niveles de magnesio en la sangre no aumentaron tuvieron aumentos consecuentemente grandes en el magnesio urinario que muestra que los iones de magnesio habían cruzado la barrera de la piel y se habían excretado a través del riñón, presumiblemente porque los niveles sanguíneos ya eran óptimos “(Waring 2015).

Karim A. Nesr

Karim A. Nesr es autor de Secretos para tener un sistema inmune poderoso ¡y feliz!,
Cómo vivir con fibromialgia y Cómo vivir mejor con síndrome de fatiga crónica.

Compartir
Publicado el

Astaxantina: efectos protectores en la piel

a astaxantina es un poderoso antioxidante carotenoide que se encuentra en ciertos tipos de microalgas, salmón, trucha y crustáceos. Se ha asociado con varios beneficios para la salud.

La astaxantina es un potente antioxidante natural que va cobrando importancia y visibilidad en el campo de la nutrición ortomolecular; ha surgido mucha investigación que revela crecientes beneficios de este pigmento natural.

Indicaciones generales

Brinda valiosos beneficios cardiorrespiratorios de gran interés para los deportistas. Un estudio publicado en 2007 por la revista especializada Medicine & Science in Sports & Exercise bajo el título “Effect of Astaxanthin Supplementation on Cardiorespiratory Function in Runners”, sumó pruebas científicas sobre los beneficios de la astaxantina para mejorar la resistencia, reducir la fatiga y acelerar la recuperación después del ejercicio, posiblemente debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

También es beneficiosa para la salud ocular; su capacidad para cruzar la barrera hematoencefálica y la barrera retiniana la hace potencialmente útil para proteger los ojos contra el daño oxidativo y reducir el riesgo de enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Por supuesto, por su capacidad para neutralizar los radicales libres, contribuye a proteger las células y los tejidos del daño oxidativo, lo que contribuye a la salud general y a la prevención de diversas enfermedades.

Algunas investigaciones sugieren que la astaxantina puede tener efectos positivos en la salud cardiovascular al mejorar los perfiles lipídicos, reducir la oxidación del colesterol y promover la salud de los vasos sanguíneos.

Protección adicional de la piel

La astaxantina puede ayudar a mejorar la salud de la piel al reducir los efectos del envejecimiento cutáneo causados por la exposición al sol y otros factores ambientales; también se ha asociado con la mejora de la hidratación y la elasticidad de la piel.

Probablemente sus efectos protectores contra el envejecimiento cutáneo sean uno de los puntos más fuertes de este micronutriente. Un estudio japonés del 2017 titulado “Protective effects of astaxanthin on skin deterioration”, confirmó su eficacia para combatir los efectos de los rayos ultravioleta que envejecen y dañan la piel cuando no es correctamente expuesta.

Cuando la piel se ve expuesta a los rayos ultravioletas (UV) se secretan metaloproteinasas de matriz, unas enzimas que provocan una degradación del colágeno y de las fibras elásticas de la piel; también se generan radicales libres y citocinas inflamatorias. Esto se traduce en la aparición de signos de envejecimiento cutáneo.

La buena noticia es que la astaxantina presenta un alto poder antioxidante tanto para combatir los radicales libres como actividad antiinflamatoria para combatir las citocinas inflamatorias.

Los investigadores japoneses realizaron ensayos in vitro en unos queratinocitos y unos fibroblastos humanos y hallaron que la astaxantina era capaz de suprimir la secreción de citocinas inflamatorias y de metaloproteinasas de matriz ante la exposición a los rayos UVB.

Más tarde, para confirmar los resultados en humanos, realizaron un estudio in vivo con 65 mujeres sanas, divididas en tres grupos:

– un primer grupo, considerado como el grupo de control, que recibió un placebo;

– un segundo grupo que recibió complementos de astaxantina a razón de 6 mg al día;

– un tercer grupo que recibió astaxantina a razón de 12 mg al día.

A los cuatro meses compararon los tres grupos teniendo en cuenta la aparición de arrugas, la hidratación de la piel y los niveles de ciertas citocinas inflamatorias; de forma inversa a lo que ocurrió en el grupo de control, la piel de las mujeres que recibieron complementos de astaxantina no mostró rastros de haber sido afectada por la exposición a los rayos UV.

Y digamos que estos resultados no son simplemente como los de otros antioxidantes que actúan sobre la piel, sino que su potencia antioxidante tiene la capacidad de eliminación de Especies Reactivas de Oxígeno (ROS, en inglés) 6.000 veces la de la vitamina C, 800 veces la de la coenzima Q10, 550 veces la de la vitamina E, 200 veces la de los polifenoles, 150 veces la de las antocianinas y 75 veces la del ácido α-lipoico.

Indicaciones de la astaxantina en la psoriasis

Dicho lo anterior, está claro que su capacidad para proteger a la piel es un aspecto positivo que vuelve deseable su ingesta en casos de psoriasis, escleroderma u otros problemas de piel.

Al respecto, la dermatóloga Elena Martínez, de la Clínica Pilar de Frutos (Madrid), afirma:

“Está comprobado su efecto protector y antiinflamatorio, por lo que podría estar justificado como complemento a los tratamientos médicos y la dieta en patologías en las que la inflamación ocupa un papel principal, como la psoriasis o la rosácea”

Fuentes alimentarias

La astaxantina es un pigmento carotenoide que se encuentra en algunas algas, plantas, y especialmente en ciertos tipos de microorganismos marinos y crustáceos.

Los salmones y las truchas son conocidos por su alto contenido de astaxantina, que obtienen de su dieta, la cual incluye microorganismos que producen este pigmento.

Los crustáceos, como camarones y langostinos, acumulan astaxantina a través de su alimentación y son una fuente natural del pigmento.

El krill, que es una especie de pequeños crustáceos marinos, es otra fuente de astaxantina; el aceite de krill es un suplemento alimenticio que a menudo se toma por su contenido en astaxantina. Para las personas con enfermedades autoinmunes como la psoriasis o la escleroderma, ya que además aporta Omega 3 de fácil asimilación.

La astaxantina se produce principalmente en ciertas algas, y luego se transfiere a través de la cadena alimentaria cuando organismos las consumen estas algas. Algunas de las algas que contienen astaxantina incluyen:

Haematococcus pluvialis: esta es una de las fuentes más importantes de astaxantina, que se acumula en altas concentraciones el alga experimenta condiciones de estrés, como la falta de agua o la exposición a la luz solar intensa.

Chlorella: otra alga verde que puede producir astaxantina en ciertas condiciones; se utiliza habitualmente como complemento nutricional por sus numerosos beneficios.

Estas algas son la base de la cadena alimentaria para muchos organismos marinos, como camarones, cangrejos y peces, que consumen estas algas y acumulan astaxantina en sus tejidos.

Además de los alimentos mencionados, algunos productos de origen animal que se alimentan de fuentes ricas en astaxantina, como huevos de gallinas que consumen dietas enriquecidas con astaxantina, pueden contener pequeñas cantidades de este carotenoide.

Complementos nutricionales

Es importante destacar que, para obtener astaxantina de forma más concentrada, algunas personas optan por suplementos dietéticos de astaxantina derivados de microalgas o de aceite de krill como los mencionados antes; también se puede optar por alguna variedad de complemento concentrado.

Algunos han observado que la estrategia óptima es combinar suplementos orales y una aplicación tópica diaria; en forma externa, cualquier tipo de piel se beneficia con la aplicación de astaxantina; por supuesto, es especialmente beneficiosa en las pieles más claras y vulnerables a los efectos negativos de la exposición al sol.

Pablo de la Iglesia

Compartir
Publicado el

Plata Coloidal, enemigo de los parásitos

Entre los beneficios probados de la plata coloidal se incluye su capacidad como antiparasitario, antibacteriano, antiinflamatorio, antioxidante y antivirus; hay que destacar su poder para matar bacterias resistentes a múltiples antibióticos y sin sus efectos secundarios habituales.

Las nanopartículas de plata coloidal son partículas ultra pequeñas con un tamaño de 1 a 100 nanómetros, cuya utilidad en medicina ha sido demostrada por numerosos estudios.

Entre los beneficios probados de la plata coloidal se incluye su capacidad como antibacteriano, antiinflamatorio, antioxidante y antivirus; hay que destacar su poder para matar bacterias resistentes a múltiples antibióticos y sin sus efectos secundarios habituales.

Sigue leyendo Plata Coloidal, enemigo de los parásitos
Compartir
Publicado el

Espárragos contra el cáncer

Espárragos contra el cáncer / Pablo de la Iglesia / www.poreldespertar.com

Los espárragos, conocidos por su exquisito sabor y versatilidad culinaria, esconden en sus tallos un secreto valioso para la salud: el glutatión; este antioxidante intracelular desempeña un papel crucial en la promoción de enzimas y en la eliminación de sustancias tóxicas que pueden dañar nuestros tejidos. En este artículo, exploraremos cómo los espárragos, ricos en glutatión, pueden convertirse en un elemento eficaz en la lucha contra el cáncer.

El poder del glutation en la lucha contra el cáncer

Un artículo de Sonia Barahona en la revista DSalud, titulado “Espárragos: antioxidantes y antitumorales”, resalta el papel fundamental del glutatión en la prevención y el tratamiento del cáncer:

El glutatión ayuda a afrontar el cáncer de tres formas: como preventivo, como herramienta terapéutica frente a las células tumorales y como adyuvante de los tratamientos convencionales al reducir sus efectos secundarios.

Como preventivo al neutralizar el efecto perjudicial de los radicales libres de origen endógeno derivados de la producción de energía y otras actividades metabólicas celulares pero, sobre todo, de los provocados por agresiones exógenas, la mala alimentación, los tóxicos ambientales, las radiaciones electromagnéticas, etc. (los radicales libres se consideran altamente cancerígenos). Sin olvidar que potencia el efecto antioxidante de las vitaminas C y E así como del selenio. Es más, no sólo previene la mutación del ADN celular sino que contribuye a reparar el ADN dañado.

En la fase activa del cáncer el glutatión también juega un papel importante por su influencia en el sistema inmune ya que está directamente involucrado en la réplica y crecimiento de los linfocitos T, glóbulos blancos básicos en el funcionamiento del sistema inmune. Está demostrado que niveles bajos de glutatión provocan una actividad inadecuada de las células T.

Un estudio hecho en Japón con seis personas con hepatocarcinoma a las que se dio 5 gramos diarios de glutatión de forma oral finalizó con la regresión o estancamiento del crecimiento del tumor en tres pacientes. Otro tuvo una reducción del marcador tumoral alfa-fetoproteína de 496 a 5 y dos sobrevivieron un año. Hasta tal punto se considera importante que el área de quimioterapia del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ha desarrollado medicamentos anticancerígenos como el NAC o N-acetilcisteina, fármaco destinado a elevar los niveles de glutatión en el organismo.

Veamos cómo el glutation puede contribuir a combatir esta enfermedad de tres maneras importantes:

1. Prevención del cáncer: el glutatión actúa como un poderoso antioxidante que neutraliza los radicales libres; estos radicales libres pueden originarse dentro de nuestro cuerpo como subproducto de procesos metabólicos y también pueden ser causados por factores externos como la mala alimentación, la exposición a tóxicos ambientales y las radiaciones electromagnéticas. Se considera que los radicales libres son altamente cancerígenos y el glutation contrarresta su efecto dañino y potencia la acción antioxidante de las vitaminas C y E, así como del selenio; además de prevenir la mutación del ADN celular, el glutation contribuye a reparar el ADN dañado.

2. Terapia antitumoral: en la fase activa del cáncer, el glutatión desempeña un papel esencial en el sistema inmunológico; está directamente involucrado en la replicación y el crecimiento de los linfocitos T, que son fundamentales para el funcionamiento del sistema inmunológico; la investigación ha demostrado que niveles bajos de glutation pueden provocar un funcionamiento inadecuado de las células T. Un estudio realizado en Japón, en el que se administraron 5 gramos diarios de glutatión de forma oral a seis personas con hepatocarcinoma, concluyó con la regresión o el estancamiento del crecimiento del tumor en tres pacientes; otro paciente experimentó una reducción significativa del marcador tumoral alfa-fetoproteína. Este estudio destaca la importancia del glutatión en el tratamiento del cáncer.

3. Adyuvante en tratamientos convencionales: el glutation también se ha utilizado como adyuvante en tratamientos convencionales contra el cáncer. El área de quimioterapia del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ha desarrollado medicamentos anticancerígenos como el NAC o N-acetilcisteína, que tienen como objetivo elevar los niveles de glutation en el organismo, mejorando así la eficacia de los tratamientos y reduciendo sus efectos secundarios.

Un complemento saludable en la lucha contra el cáncer

Si bien es importante destacar el potencial de los espárragos y su contenido de glutatión en la lucha contra el cáncer, es fundamental entender que ninguna solución es milagrosa por sí sola; en la medicina natural, se aboga por enfoques holísticos que promuevan la desintoxicación y el equilibrio en el estilo de vida.

Los espárragos pueden ser una parte valiosa de una estrategia de prevención y tratamiento del cáncer, pero se deben combinar con otros hábitos saludables y enfoques médicos según las necesidades individuales; no hay restricciones en cuanto al consumo de espárragos, y pueden incorporarse de manera regular en la dieta sin interferir con otros tratamientos médicos.

Además de espárragos, espinacas, sandía, pomelo, aguacate, fresas, calabaza, brócoli, coliflor, nueces, ajo y tomates, son los que tienen un nivel más elevado de glutatión por porción; para aprovechar mejor los beneficios del glutatión, es mejor consumir estos alimentos frescos o cocidos rápidamente al vapor.

Los espárragos ofrecen beneficios adicionales, como sus propiedades depurativas y su efecto diurético, que pueden ayudar a mantener el cuerpo limpio y en equilibrio, especialmente cuando se consumen en la temporada de primavera.

En resumen, los espárragos son mucho más que un ingrediente delicioso en nuestra cocina; son un aliado valioso en la lucha contra el cáncer debido a su contenido de glutatión y sus propiedades antioxidantes. Integrarlos en una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable puede ser una forma sabrosa y beneficiosa de promover la salud y el bienestar en general. Así que, ¡en la próxima primavera, asegúrate de que los espárragos estén en tu mesa!

Pablo de la Iglesia

Compartir
Publicado el

Óxido Nítrico: otro beneficio de la luz solar

Óxido Nítrico: otro beneficio de la luz solar / Pablo de la Iglesia / www.poreldespertar.com

Antes de explayarnos sobre el óxido nítrico y lo que puede hacer por nuestra salud, repasemos los beneficios de la exposición a la luz solar para la salud y el bienestar; de la misma forma, tomemos nota como su carencia puede provocar alteraciones en nuestra calidad de vida. Personalmente, afirmo que la exposición inteligente al sol, es un factor auspicioso e irreemplazable para el buen vivir.

A continuación, enumeramos algunos de los beneficios más conocidos de la exposición a la luz solar:

Síntesis de vitamina D: la exposición a la luz solar desencadena la síntesis de vitamina D en la piel, que es esencial para la salud ósea y el sistema inmunológico.

Mejora del estado de ánimo: la luz solar aumenta la liberación de serotonina, una sustancia química cerebral que contribuye a mejorar el estado de ánimo y reducir la depresión.

Regulación del ritmo circadiano: la exposición a la luz solar durante el día ayuda a regular el reloj biológico interno, lo que mejora la calidad del sueño y el funcionamiento general del cuerpo.

Aumento de la energía: la luz solar puede aumentar los niveles de energía y alerta, ayudando a combatir la fatiga y el letargo.

Reducción del estrés: estar al aire libre bajo la luz solar, contribuye a reducir el estrés y promover la relajación.

Mejora de la salud cardiovascular: la exposición suficiente a la luz solar está relacionada con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Mejora de la piel: la exposición moderada al sol puede ayudar a tratar afecciones de la piel como el acné y la psoriasis.

Fortalecimiento del sistema inmunológico: la vitamina D derivada de la exposición al sol juega un papel en el fortalecimiento del sistema inmunológico, lo que ayuda a prevenir y combatir infecciones.

Óxido nítrico: un agente salutífero casi desconocido

Ahora que tenemos un panorama general, concentrémonos en una sustancia muy potente y que juega a favor de nuestra salud: el óxido nítrico (NO)

El NO es una molécula gaseosa clave que desempeña varias funciones en el organismo, incluyendo la comunicación neuronal, potenciando el sistema inmunológico, regulando la presión arterial, protegiendo la salud cardiovascular y mejorando la función de los vasos sanguíneos.

El NO se produce cuando:

  • Hacemos actividad física intensa.
  • Consumimos alimentos ricos en nitratos como remolacha, espinaca, lechuga o apio.
  • Cuando consumimos complementos promotores como la arginina y la citrulina.
  • Cuando nos exponemos a la luz solar, particularmente a los rayos UVA y a los infrarrojos cercanos.

Este último punto es el que queremos destacar porque es el más desconocido: cuando la piel es expuesta a la radiación ultravioleta (UV) presente en la luz solar, se produce una serie de reacciones químicas que involucran a las células endoteliales de los vasos sanguíneos en la piel; estas células liberan óxido nítrico en respuesta a la radiación UV.

Y, tengamos en cuenta, que los estímulos específicos que son más importantes para que esto ocurra, son los infrarrojos de espectro cercano y los rayos UVA. ¡Justamente los que el dermatólogo contraindica y nos pide que neutralicemos con bloqueadores o evitando la exposición a los rayos salutíferos del sol! Simplemente, reflexiona en ello; yo no te diré que hacer, mi función es informar para que puedas interactuar mejor con los profesionales de la salud en los que confías y tomar mejores decisiones.

Continuemos, compartiendo un poco más, para comprender cómo la exposición solar y el NO trabajan para nuestra salud:

Vasodilatación: el óxido nítrico es un potente vasodilatador, lo que significa que relaja los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos, permitiendo que se ensanchen; esto conduce a una mejora en el flujo sanguíneo.

Regulación de la presión arterial: la producción de óxido nítrico inducida por la exposición solar contribuye a regular la presión arterial, especialmente a su reducción cuando está elevada.

Salud cardiovascular: además de la regulación de la presión arterial, el óxido nítrico también tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden ayudar a proteger la salud del sistema cardiovascular y, por supuesto, del resto de los tejidos del organismo.

Actividad antimicrobiana: el NO tiene propiedades antimicrobianas y puede ser liberado por células del sistema inmunológico, como los macrófagos y las células asesinas naturales (NK); esto ocurre en respuesta a la presencia de patógenos, como bacterias, virus y parásitos, a los cuales puede dañar y facilitar su eliminación del organismo.

Regulación de la respuesta inmune: el óxido nítrico puede actuar como un regulador de la respuesta inmunológica. Una de sus funciones es influir en la producción y liberación de citoquinas, que son proteínas que desempeñan un papel en la comunicación entre las células del sistema inmunológico, lo cual permite modular la respuesta inflamatoria y la activación de células inmunitarias.

Ciclo de GMPc (monofosfato de guanosina cíclico): el NO puede activar la enzima guanilato ciclasa en las células objetivo de nuestras defensas, lo que lleva a un aumento en los niveles de GMPc intracelular; este aumento en el GMPc puede tener efectos beneficiosos en la función de las células inmunológicas, incluida la relajación de los músculos lisos de los vasos sanguíneos, lo que mejora el flujo sanguíneo y la entrega de nutrientes y oxígeno a los tejidos inflamados.

Regulación de la respuesta inflamatoria: el óxido nítrico también puede influir en la respuesta inflamatoria al inhibir la adhesión y la migración de leucocitos hacia los sitios de inflamación y al reducir la producción de moléculas proinflamatorias.

Inmunidad antitumoral: el NO puede estar involucrado en la respuesta inmunológica contra las células tumorales; algunas investigaciones sugieren que puede ayudar a activar el sistema inmunológico para que reconozca y combata las células cancerosas.

Como podemos apreciar, el óxido nítrico desempeña un papel multifacético para nuestra salud, incluida su participación en la respuesta antimicrobiana, la regulación de la respuesta inmunológica, la modulación de la inflamación o la prevención de las enfermedades cardiovasculares; salvo en nutrición deportiva, en la que suelen utilizarse complementos de arginina para favorecer su síntesis, no suele ser muy tenido en cuenta en la medicina y la nutrición convencionales a pesar de sus grandes beneficios en cardiología, inmunología o neurología .

Bloqueadores solares: ¿afectan la producción de NO?

Los bloqueadores solares pueden afectar la producción de óxido nítrico en el cuerpo -también la de vitamina D-; es importante entender cómo lo hacen y en qué medida.

Algunos estudios e investigadores sugieren que la aplicación de bloqueadores solares en la piel puede reducir temporalmente la producción de óxido nítrico derivado de la exposición solar; esto se debe a que los bloqueadores solares actúan como una barrera que absorbe o refleja la radiación ultravioleta (UV), que es necesaria para activar su producción.

Los investigadores sostienen que, generalmente, este impacto es pequeño y de corta duración, pues cuando se retira el bloqueador solar y se expone nuevamente la piel al sol, la producción de óxido nítrico puede recuperarse. Sin embargo: ¿se exponen al sol, sin barreras y de forma suficiente, quienes habitualmente usan bloqueadores solares?

Además, también sostienen los investigadores que claman por los bloqueadores solares, que los beneficios de proteger la piel de los daños causados por la radiación UV, como el envejecimiento prematuro y el riesgo de cáncer de piel, superan cualquier reducción temporal en la producción de óxido nítrico. Me permito poner esto en duda, sobre todo porque quienes tienen una baja exposición al sol, están expuestos a una mayor tendencia a morir de cualquier otra forma de cáncer; aunque esto deberá evaluarse caso por caso, sigo pensando que, si nos vamos a proteger del sol, la mejor forma de hacerlo es con prendas de tejidos naturales, gorros, sombrillas y tiempos de exposición razonables en función de la época del año y el estado de la piel de cada uno.

Finalmente, volvamos a enfatizar: la producción de óxido nítrico se da como respuesta a la exposición de los rayos UVA. ¡Sí, justamente aquellos que te han dicho que provocan cáncer de piel y envejecimiento prematuro! ¿Entonces? Hay que ver la película completa, al menos en función de los conocimientos que disponemos en la actualidad. No se trata de todo o nada, ni de identificar el malo o el bueno de la película -eso no existe en la naturaleza-, sino más bien en aproximarse a un punto de equilibrio entre los diferentes factores a los que nos exponemos y buscando nuestro propio beneficio. ¡Y no el del bolsillo de los accionistas de la industria farmacéutica!

Conclusiones provisorias

Tanto para nuestros niveles de energía productiva como para nuestra calidad de descanso, la luz solar es fundamental; nuestro estado anímico, nuestra inmunidad, la fortaleza ósea, nuestra salud cardiovascular y, realmente la mayoría de las funciones de nuestro cuerpo.

Disponer más y mejor información nos permite tomar mejores decisiones; no siempre es una u otra cosa y cada uno, en función de sus objetivos y necesidades, debe tomar decisiones a medida y hacerse responsable de las mismas.

Por lo poco que sabemos, y lo mucho que aún nos queda por aprender, la estrella guía de cualquier persona dedicada a la salud, debe ser la humildad. ¡Y la observación de los procesos naturales! Estos son siempre una brújula y los parámetros extremos que nos ayudan a evitar la imprudencia cuyo daño es irreparable.

Pablo de la Iglesia

Compartir
Publicado el

¿Folato o ácido fólico?

¿Folato o ácido fólico? / Pablo de la Iglesia / Universidad Por El Despertar

Tanto si ya estás embarazada o estás preparándote para un buen embarazo, el ácido fólico (versión sintética de la vitamina B9) o el folato, es un aspecto a considerar con algo de atención puesto que contribuye a prevenir los defectos de nacimiento del tubo neural que pueden afectar la médula espinal (como espina bífida) o el cerebro (como la anencefalia); para tener una idea de su impacto, convengamos que solo en Estados Unidos, este tipo de problemas afectan a unos 3,000 embarazos al año.

Idealmente hay que empezar a procurarse folato B9 antes de concebir, dado que los defectos del tubo neural ocurren durante una etapa muy temprana del desarrollo, aún antes de que las futuras mamás se anoticien que están embarazadas; por eso es importante que empieces a asegurarte su adecuada ingesta antes de empezar a buscar un bebé, naturalmente esto será un tema prácticamente resuelto en la mayoría de las mujeres que tienen un estilo de vida saludable.

De acuerdo a la información suministrada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), al ingerir la dosis diaria recomendada de ácido fólico desde al menos un mes antes de concebir y durante el primer trimestre del embarazo, el riesgo que el bebé tenga defectos del tubo neural se reducen hasta 70 por ciento; incluso, de acuerdo a los indicios determinados por varias investigaciones, el correcto suministro de esta vitamina contribuiría a reducir el riesgo de otros defectos como labio leporino, fisura palatina y problemas del corazón, así como, ahora en el caso de la madre, reducir tu riesgo de desarrollar preeclampsia.

Aunque en general los términos folato y ácido fólico se utilizan indistintamente, no son exactamente lo mismo, tal como sugerimos anteriormente. Aunque hay algunas controversias sin resolver de manera definitiva, realmente lo que necesita el cuerpo es la forma natural de vitamina B9, es decir el folato. Diferentes investigaciones sugieren la superioridad -como era de esperar- del folato, incluso algunas afirman que el ácido fólico es innecesario y hasta contraproducente. Por estos motivos, el folato es la presentación en la que nosotros enfatizaremos dejando como último recurso complementario el ácido fólico cuando las instancias de obtenerlo naturalmente se agoten y el médico así lo prescriba.

A diferencia del folato natural (que se metaboliza directamente por el intestino delgado), el ácido fólico no se metaboliza tan fácilmente y requiere la intervención de una enzima específica denominada “la dihidrofolato reductasa” o DHFR, que es relativamente rara en nuestro organismo; por esta razón, si una mujer en edad fértil consume grandes cantidades de la versión sintética a través de vitaminas y otros alimentos fortificados, el organismo no lo procesará con facilidad y se elevarán los niveles de ácido fólico sin metabolizar en el torrente sanguíneo. Por esta razón consideramos esencial enfatizar en los alimentos saludables que lo contienen, ser cuidadosos con el uso de alimentos fortificados -los cuales suelen tener otros vicios de la industrialización alimentaria- y dejar el ácido fólico como un complemento secundario para cuando se considera absolutamente necesario y en cantidades controladas; de esta manera, optimizamos los beneficios y minimizamos los efectos secundarios.

Posteriormente, cuando la gente (en particular las mujeres de edad fértil) consumen grandes cantidades de ácido fólico a través de vitaminas y otros alimentos fortificados, el cuerpo no puede descomponerlo fácilmente y niveles elevados de ácido fólico sin metabolizar, entran en última instancia en el torrente sanguíneo.1

Entre los problemas que puede causar una ingesta excesiva de ácido fólico sintético, citemos:2

  • Puede enmascarar una deficiencia de vitamina B12
  • Falta de concentración y anemia
  • Epilepsia
  • Cambios en la líbido
  • Dificultad para dormir
  • Inestabilidad emocional
  • Progresión de lesiones neoplásicas

Sin embargo la vitamina B9 natural o folato, además de no tener estos inconvenientes potenciales tiene otros beneficios adicionales para el bebé, la mamá y cualquiera de nosotros, tales como:3

  • Neutralización de la homocisteína, la cual predispone a aterosclerosis, enfermedad cardiovascular y procesos inflamatorios.
  • Mejora la movilidad de los espermatozoides, la estructura del cromosoma y la fertilidad. ¡Mamá y papá deben asegurarse juntos el folato cuando empiezan a buscar al sucesor de la corona!
  • Brinda protección de los accidentes cerebrovasculares
  • Brinda apoyo neurológico, especialmente entre los ancianos que, cuando tienen altos niveles de folato, padecen menos enfermedades seniles.
  • Reduce el riesgo de degeneración macular.

Fuentes preferidas de folato

FuentePorciónCantidad aproximadaDDR%
Lentejas1 taza358mcg90%
Garbanzos1 taza282mcg71%
Espinacas1 taza263mcg65%
Espárragos1 taza262mcg65%
Repollo1 taza177mcg44%
Papaya1 papaya115mcg29%
Palta1 taza110mcg28%
Brócoli1 taza103mcg26%
Brotes de mostaza1 taza103mcg26%
Lechuga romana1 taza76mcg19%
Girasol¼ de taza88mcg22%
Naranja1 naranja50mcg10%

Para prevenir defectos de nacimiento es necesario consumir entre 400 y 600mcg diarios, por lo cual un suplemento puede ser necesario; los suplementos de folato no son tan comunes como los de ácido fólico e incluso en algunas regiones puede ser complicado conseguirlo; aún así, allí donde estén disponibles, es importante saber que la desventaja del folato es que se absorbe con mayor dificultad y se suele recomendar ingerir entre 800 y 1200mcg para compensar esta cuestión.

Profundiza tu saber

Magnesio durante el embarazo

Pablo de la Iglesia

1 POWERS, H. J. Folic acid under scrutiny. Br J Nutr. 2007 Oct;98(4):665-6. Epub Agosto del 2007.

2 REYNOLDS, E. H. Benefits and risks of folic acid to the nervous system. http://jnnp.bmj.com/content/72/5/567.full. British Medical Journal(2002)

3 GROUP, Edward. 9 Increíbles Beneficios del Folato. http://bit.ly/2j8AFb0 Global Healing Center (Abril del 2016)

Compartir
Publicado el

30 alimentos ricos en clorofila

30 alimentos ricos en clorofila

Las plantas son las únicas fuentes dietéticas de clorofila. 

Chlorella, espirulina, pasto de trigo, polvo de moringa, hojas de mostaza, alfalfa, apio, perejil, eneldo, brócoli, espinacas y col rizada son solo algunos de los alimentos más ricos en clorofila.

Te invito a conocer sus beneficios y las mejores fuentes de este nutriente excepcional.

Sigue leyendo 30 alimentos ricos en clorofila
Compartir
Publicado el

Beneficios del PROPÓLEO

Beneficios del Propóleo

Propóleo, propoleos, propolis… nombres con que se conoce esta maravilla de la colmena con grandes aplicaciones para la salud.

Se trata de una sustancia elaborada por las abejas con materia prima que proviene de árboles como sauce, pino, abeto…; las abejas toman una parte de su corteza y la mezclan con cera y saliva, quedando una sustancia resinosa a la que se le da varios usos en la colmena y que además es una poderosa medicina natural de uso humano.

El propóleo es una verdadera joya de la naturaleza, cuya elaboración no es tan sencilla o rápida, resultando que una colonia de abejas produce sólo entre 150 y 200 gramos al año.

Sigue leyendo Beneficios del PROPÓLEO
Compartir
Publicado el

Trigo: ¿alimento o veneno?

Trigo: ¿alimento o veneno?

Con el trigo es difícil negociar. Se trata de un alimento cotidiano presente en mil formas en nuestra comida pero que cada vez más especialistas lo califican como un veneno. De acción lenta, si se quiere, pero veneno al fin.

Hemos abusado del consumo de trigo

Especialmente en los alimentos ultraprocesados de la factoría de la industria alimentaria, el trigo está en todos lados; esto, indudablemente, generó algunos desequilibrios que debemos compensar, en muchos casos, eliminándolo por completo.

A veces, algo que podría haber sido útil y propicio en la alimentación humana consciente, debido al mal uso y el abuso, terminó siendo dañino y tóxico.

Sigue leyendo Trigo: ¿alimento o veneno?
Compartir