Publicado el

Conciencia de abundancia

Conciencia de abundancia / Pablo de la Iglesia

La conciencia de abundancia es una filosofía de vida que se basa en la creencia de que el universo está lleno de posibilidades infinitas y que todos tenemos la capacidad de acceder a ellas. Esta perspectiva va más allá de la simple acumulación de riqueza material, y se enfoca en cultivar una mentalidad de abundancia en todos los aspectos de la vida, incluyendo la salud, las relaciones, la espiritualidad y el bienestar general.

Deepak Chopra, reconocido autor y líder espiritual, define la abundancia como “la experiencia de plenitud en todos los niveles de la vida”. Afirma que la clave para acceder a la abundancia es cultivar una conciencia de unidad, reconociendo que todos estamos conectados a una fuente infinita de energía y potencial.

Tony Robbins, otro gran exponente del desarrollo personal, sostiene que la creencia en uno mismo es fundamental para alcanzar la abundancia. Afirma que “el único límite para nuestro éxito es la imagen que tenemos de nosotros mismos”. Robbins propone desarrollar una mentalidad de “puedo hacerlo” y tomar acciones inspiradas para crear la vida que deseamos.

Robin Sharma, autor y conferencista motivacional, destaca la importancia de la gratitud en el camino hacia la abundancia. Afirma que “al apreciar lo que ya tenemos, abrimos las puertas a recibir aún más”. Sharma recomienda practicar la gratitud diariamente, enumerando las cosas por las que estamos agradecidos, tanto grandes como pequeñas.

Napoleón Hill, autor del clásico Piense y hágase rico, enfatiza la importancia de la persistencia en la búsqueda del éxito. Afirma que “la fe es el punto de partida de todo logro”. Hill propone establecer metas claras, desarrollar un plan de acción y mantener una actitud positiva frente a los obstáculos.

Cultivar la conciencia de abundancia

Para cultivar una conciencia de abundancia en la vida diaria, podemos seguir algunas prácticas recomendadas por estos y otros expertos:

  • Desarrollar una mentalidad positiva: enfocarse en las posibilidades y oportunidades que ofrece la vida, en lugar de los obstáculos y limitaciones.
  • Practicar la gratitud: apreciar las cosas buenas que ya tenemos en nuestra vida, tanto grandes como pequeñas.
  • Establecer metas claras: definir objetivos específicos y medibles en todos los aspectos de la vida.
  • Tomar acción inspirada: dar pasos concretos hacia el logro de nuestras metas, con entusiasmo y determinación.
  • Mantener una actitud de aprendizaje continuo: buscar constantemente nuevas ideas y conocimientos para mejorar nuestras habilidades y capacidades.
  • Cultivar relaciones positivas: rodearse de personas que nos apoyan, inspiran y motivan a alcanzar nuestro máximo potencial.
  • Ayudar a los demás: compartir nuestra abundancia con otros, ya sea con nuestro tiempo, talento o recursos.

La conciencia de abundancia no es una fórmula mágica para el éxito, pero sí es un camino que nos puede conducir a una vida más plena y próspera en todos los sentidos. Al adoptar esta filosofía y poner en práctica las recomendaciones de los expertos, podemos abrirnos a un mundo de posibilidades infinitas y alcanzar nuestro máximo potencial.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

La rueda de las habilidades

La rueda de las habilidades se divide en diferentes secciones, cada una de las cuales representa una habilidad específica. Las habilidades a evaluar pueden variar según el contexto.

La rueda de las habilidades, también conocida como “rueda de competencias” o “rueda del liderazgo”, es una herramienta gráfica que se utiliza para evaluar y desarrollar las habilidades de una persona o un equipo.

¿Cómo funciona?

La rueda se divide en diferentes secciones, cada una de las cuales representa una habilidad específica. Las habilidades pueden variar según el contexto, pero algunas áreas comunes que se incluyen son:

  • Habilidades técnicas: relacionadas con el conocimiento y la experiencia en un campo específico.
  • Habilidades blandas: como la comunicación, el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la adaptabilidad.
  • Habilidades de liderazgo: como la capacidad de inspirar, motivar y guiar a otros.

¿Para qué se utiliza la rueda de las habilidades?

La rueda de las habilidades se puede utilizar para:

  • Autoevaluación: para identificar las propias fortalezas y debilidades en diferentes áreas.
  • Evaluación de 360°: para obtener retroalimentación de compañeros, supervisores y subordinados sobre las habilidades de una persona.
  • Desarrollo profesional: para establecer objetivos de desarrollo y crear un plan para mejorar las habilidades.
  • Selección de personal: para evaluar a los candidatos y determinar si tienen las habilidades necesarias para un puesto determinado.

¿Cuáles son sus beneficios?

La rueda de las habilidades puede ayudar a:

  • Mejorar el autoconocimiento: al identificar las propias fortalezas y debilidades, las personas pueden tomar decisiones más informadas sobre su desarrollo profesional.
  • Aumentar la motivación: al establecer objetivos de desarrollo específicos, las personas pueden sentirse más motivadas para mejorar sus habilidades.
  • Mejorar el rendimiento: al desarrollar las habilidades necesarias para el trabajo, las personas pueden mejorar su rendimiento y productividad.
  • Promover el trabajo en equipo: al identificar las habilidades de los miembros del equipo, se pueden crear equipos más fuertes y cohesivos.

¿Cómo crear una rueda de las habilidades?

Para crear una rueda de las habilidades, siga estos pasos:

  1. Identifique las habilidades que son importantes para el contexto en cuestión.
  2. Dibuje un círculo y divida en secciones iguales.
  3. Etiquete cada sección con una habilidad.
  4. Asigne una escala a cada sección para evaluar el nivel de habilidad.
  5. Califique su propio nivel de habilidad en cada sección.
  6. Si es necesario, obtenga retroalimentación de otros sobre sus habilidades.
  7. Utilice la información para establecer objetivos de desarrollo y crear un plan para mejorar sus habilidades.
rueda de las habilidades

La rueda de las habilidades es una herramienta poderosa que puede ayudar a las personas a mejorar sus habilidades y alcanzar sus objetivos profesionales; a la hora de establecer los objetivos, tener presente que estos pueden pasarse por el filtro “SMART” (específico/medible/alcanzable/realista/ubicado en el tiempo) a la hora de fijarlos.

Publicado el

Los 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que terminaron por controlar la enfermedad

Los 9 hábitos de los enfermos de cáncer ‘incurable’ que terminaron por controlar la enfermedad

A partir de 2008, a la vez que investigaba la bioquímica del cáncer e iba descubriendo alternativas, registraba casos que iban conformando un panorama tan desolador en lo que se refiere a los tratamientos convencionales, como esperanzador en todo lo demás.

Aunque con mis limitados recursos no conseguía reunir un conjunto significativo de casos, comenzaba a vislumbrar un patrón que se repetía. Y, entonces, hace relativamente poco, cayó en mis manos, en inglés (no sé si está traducido al español), el libro Radical Remission: Surviving Cancer Against All Odds, de la doctora Kelly Turner.

La doctora sabía que existían abundantes informes de ‘remisiones espontáneas’, que maravillaban a los médicos. Y en un volumen lo suficientemente abundante como para resultar dignos de atención.

Y entonces decidió hacer lo mismo que yo intentaba: encontrar patrones de comportamiento; cambios en los estilos de vida que permitieran obtener un conjunto de reglas sistematizadas, imperfectas pero consistentes, que poder replicar.

Un científico recalcitrante dirá que esas reglas no están basadas en ciencia rigurosa (y tendría razón), pero ese mismo científico correrá a aplicarlas en cuanto él o un ser querido haya sido desahuciado por la medicina. Y como lo que se aconseja no son medidas absurdas y peligrosas como tirarse a un pozo o dispararse en un costado con un revólver, sino sólo hacer cambios beneficiosos para la salud, la solución está clara.

De Estados Unidos a Japón; de Reino Unido a Australia, la doctora Turner encontraba personas que compartían 9 particularidades muy significativas y que dibujaban un cuadro revelador: las remisiones estaban lejos de ser ‘espontáneas’, sino que detrás de ellas siempre había una investigación previa y la aplicación de un sistema basado en un porqué; detrás de ella siempre había un enfermo que poseía una alta inteligencia y una férrea voluntad.

Sin más preámbulo, las paso a listar:

1. Cambiaron radicalmente su dieta

Eliminaron todo rastro de comida industrial, harinas, azúcares y grano, y consumían alimentos orgánicos con abundantes verduras y vitaminas por doquier.

Muchas de esas personas no consumían carne ni productos lácteos, pero estoy seguro de que el resultado hubiera sido el mismo si hubieran consumido también carne, a condición de que hubiera sido ecológica, de animales alimentados con pasto y algunos productos lácteos como mantequilla (o mejor aún Ghee, que no tiene apenas lactosa y caseína) también procedente de animales criados en pasto.

2. Tomaban multitud de suplementos (y en ocasiones cócteles de fármacos off-label, de escasos efectos secundarios, usados para otras dolencias)

Otra de las claves. La dieta por si sola no bastaba, y los suplementos por si solos tampoco. Juntos ejercían acciones sinérgicas, y los suplementos solían pertenecer a estos grupos

3. Tomaron el control de la propia salud

Los pacientes que vencían a la enfermedad tomaban el control: asumían consciente y voluntariamente el cambio de vida y protagonizaban las acciones a emprender

Sé por experiencia propia lo difícil que es transmitir no sólo el conocimiento acumulado, sino la voluntad de aplicarlo de forma práctica. Es casi imposible que sean efectivas unas medidas que no se apliquen con convencimiento, de ahí que sean más frecuentes los casos de pacientes que salen adelante luego de ser ellos y no un familiar quien estudia y aplica.

No significa que no pueda ocurrir que un familiar provoque el cambio, pero será más difícil. Por eso, a veces, es necesario que el enfermo conozca la dura verdad. Puede llevarlo a la depresión, pero también a la acción, sobre todo si existe una alternativa razonable.

4. Siguieron su intuición

Es difícil de explicar pero sencillo de entender. La intuición como aliada de la inteligencia y del conocimiento puro, que nos alerta de si lo que hacemos es bueno o malo. Un aliado de la razón, no su némesis, como los cientifistas creen

5. Mejoraron su respuesta emocional y controlaron el estrés

Una teoría muy controvertida hablaba hace tiempo de ciertas características de personalidad comunes entre los pacientes de cáncer: personalidades tipo C que se caracterizaban por internalizar las emociones y ser poco capaces de mostrarlas; personas generalmente generosas y empáticas, a veces en exceso pero, pese a poder ser socialmente extrovertidas, poco capaces de ‘dejarse ir’.

No tengo ni idea de cuánto hay de verdad en ello, pero la relación científicamente establecida entre cuerpo y mente es sólida. No proclamo que esté seguro de la verdad de esa teoría, pero desde luego no la considero, en absoluto, descabellada, y no seré yo quien se sorprenda si algún día resulta ser cierta.

Jamás dejo deslizar una sonrisilla pretenciosa ante una supuesta idea estrafalaria. La experiencia previa y el conocer mínimamente la historia nos demuestra que ésta está repleta de personas que avanzaron por delante de su tiempo sumergidos en los improperios e insultos de sus contemporáneos, llenos de cerrazón y estrechez de miras.

Siempre intento considerar sin prejuicios lo que se me plantea y te aconsejo que tú también lo hagas.

Si queremos ser estrictamente ‘racionales’, se acumulan los estudios que relacionan los estados depresivos o los niveles crónicamente elevados de cortisol con la depresión del sistema inmune

Esto no va de decir ‘la solución está en ti’ , porque es tanto como decir que es el enfermo el responsable de su sanación, nada más lejos de mi intención

Las frases publicitarias que tratan a los enfermos como ‘guerreros’ y que ‘deben mantener una actitud positiva’ son estomagantes formas de quitarse el problema de encima y endosárselo al enfermo

Sólo digo que el aspecto emocional, aunque no tiene que ser la causa de una enfermedad, sí puede ayudar a mejora el pronóstico, si se aplica sinérgicamente con el resto de medidas; fármacos, ejercicio, alimentación, suplementación, etc

6. Potenciaron la resiliencia y la autoconfianza en las propias posibilidades

Esas emociones no implican comenzar a sonreír estúpidamente ante todo. No me gusta la ‘filosofía positiva’ que implica ausencia de reflexión y crítica. Es un buenrrollismo que me produce desprecio.

Prefiero el estoicismo, que proclama un control emocional que no tiene nada de estupidizante sino que fomenta el pensamiento crítico pero despojado de creencias malsanas y estructuras mentales negativas. Promueve una sabiduría implícita basada en conocimiento y control, pero sus efectos inducen emociones positivas, que es tanto como decir que alejan el miedo, la ira o la envidia

Quien haya leído la historia de ciertos centenarios que alcanzaron avanzada edad sin haber sufrido ninguna enfermedad, encontrarán rasgos comunes: alimentación frugal y saludable, trabajo duro y actividad física hasta avanzada edad, relaciones sociales y familiares satisfactorias y una especial forma de ser, que ‘fluye’, que no se preocupa en exceso por lo que no tiene remedio, que afronta el futuro con escepticismo y, a la vez, con  aceptación, que piensa sobremanera en el presente y que no se aferra al pasado. Un comportamiento tan sobrio y frugal como sus costumbres. Un estoicismo vital

Una forma de pensar que se puede potenciar mediante la meditación o mediante otras técnicas psicológicas

7. Abrazaron el apoyo social

Al hilo del punto anterior: el apoyo familiar y la calidez como base del control de la enfermedad: hay pruebas de que el sistema inmunitario se ve afectado positivamente por la certeza de sentirse querido o por un simple abrazo auténtico, cálido y prolongado.

8. Profundizaron en la conexión espiritual o mental

No importa si uno es religioso o ateo: este punto va más allá de la pura trascendencia espiritual. Puedo entender el concepto y respetarlo; quien no se sienta cómodo con ello puede pensar simplemente en términos mentales.

La introspección generosa, el autoconocimiento sin ahondar en sentimientos de culpabilidad, la paz mental, aportan un mejor balance hormonal, y esa relación está científicamente establecida.

No hablamos de cosas etéreas ni de poner velas perfumadas e invocar a los espíritus (o sí, si ello aporta paz), sino de conocernos y hallar la tranquilidad.

Todos los médicos saben del efecto placebo y que tiene poco que ver con la simple sugestión: no significa que uno crea que ha mejorado, sino que uno realmente mejora, y los análisis objetivos pueden constatarlo.

Un electroencefalograma a un monje budista meditando muestra un patrón de ondas cerebrales muy diferente al del común de los mortales, y seguramente también un paisaje endocrino e inmunológico mejorado.

La psiconeuroinmunoendocrinología no sólo es una palabra extraordinariamente larga, sino una cada vez más constatada realidad.

9. Tenían fuertes razones para vivir

Tal vez la más lógica y, a la vez, la menos obvia, pero una consecuencia de algunas de las demás: los lazos personales, la profesión que nos apasiona, los hijos a los que queremos ver crecer, los hermanos y los padres a los que no queremos abatir de dolor con nuestra pérdida.

Alfonso Fernández

El autor es responsable del sitio Web Cáncer Integral y autor del libro Diseño de dieta cetogénica contra el cáncer con 50 recetas: Más otras estrategias para mejorar la eficacia del tratamiento (Oncología Metabólica: la revolución terapéutica)

Publicado el

Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en grasas y azúcar

Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en azúcar y grasas

Los Omega 3 de origen marino, en forma de aceite de pescado, pueden mitigar lo peor de la inflamación crónica causada por dietas ricas en azúcar y grasas inadecuadas, tal como lo sugiere un nuevo estudio en ratones.

No es nada nuevo, por supuesto; los profesionales de la medicina integrativa venimos recomendando los Omega 3 para esta función desde los años 80, algunos un poco más tarde.

Pero ante el negacionismo médico farmacéutico vigente, tenemos que seguir insistiendo con pruebas de lo obvio. ¡Todo sea por conservar el gran negocio de fármacos ineficientes y tóxicos! Sin mencionar el sufrimiento innecesario de los animales cuando se trata de una sustancia muy segura que perfectamente puede ser probada con seres humanos voluntarios.

Sigue leyendo Los Omega 3 atenúan la respuesta inflamatoria a una dieta alta en grasas y azúcar
Publicado el

Inteligencia del corazón

CUALIDADES DEL CORAZÓN / Moviendo más amor a través de nuestro sistema

La vida parece exigir que la humanidad comprenda la inteligencia del amor, lo que llamamos inteligencia del corazón. Todo el mundo habla de amor y quiere amor, pero comprender el amor y el corazón sigue siendo un misterio para la mayoría de las personas.

La inteligencia del corazón es una sinergia del corazón y la mente, que expande la percepción y las facultades cognitivas superiores. Se trata de sentir amor y de practicar el amor de maneras que sean beneficiosas tanto para uno mismo como para los demás. Es comprender que practicar el amor en forma de cualidades del corazón, como el cuidado, la paciencia, la bondad, el perdón, la compasión, la gratitud y más, es algo muy inteligente .

Las cualidades del corazón

Practicar las cualidades del corazón mueve el amor a través de nuestro sistema , lo que facilita el equilibrio emocional, una guía intuitiva más clara y, lo que es más importante, reduce los sentimientos de separación. Con todas las intensidades y factores estresantes que ocurren en el mundo, cada vez más personas se sienten separadas de amigos o familiares que apoyan diferentes creencias o políticas religiosas o políticas. Se estima ahora que aproximadamente 1 de cada 4 adultos tiene un distanciamiento familiar, y un número cada vez mayor de adultos jóvenes eligen “no tener contacto” con sus padres. Para la mayoría, las divisiones familiares son una fuente importante de estrés crónico.

Todos estamos conectados energéticamente y la experiencia de separación de familiares o amigos puede crear problemas de salud y confusión mental, lo que dificulta pensar con claridad. Ya es bastante difícil tomar decisiones con resultados efectivos en tiempos de incertidumbre, pero es aún más difícil cuando procesamos la separación, el dolor o la culpa. Puede destruir nuestra capacidad de discernir con equilibrio.

La inteligencia del corazón es reconocer nuestra humanidad compartida. Este es un momento importante para tener más corazón y amor moviéndose a través de nuestro sistema. Se necesita un cuidado más sincero para renovar las relaciones y llevarnos bien unos con otros, incluso cuando no estemos de acuerdo. La práctica de aumentar las cualidades del corazón en nuestras interacciones ayuda a sanar la separación, tanto dentro de nuestro propio corazón como con los demás. Estas son algunas de las cualidades obvias del corazón que se deben practicar en este momento.

Paciencia

El amor en forma de paciencia respalda nuestra capacidad de gestionar nuestras energías desde un lugar tranquilo en el corazón, especialmente cuando las personas dicen cosas con las que no estamos de acuerdo o nos encontramos en situaciones que no nos gustan. A menudo nos olvidamos de practicar la paciencia cuando más la necesitamos en las relaciones.

“La paciencia es a menudo una espera inteligente.” – Doc Childre

Amabilidad

Amor es ser amable con las personas, incluso cuando no estamos de acuerdo. La bondad hace sentir bien a nuestro corazón y a quienes la reciben. Practicar la bondad ayuda a aliviar los pensamientos y sentimientos separativos y, a menudo, mejora las situaciones.

Latitud compasiva

La latitud compasiva comprende que la mayoría de las personas (incluyéndonos a nosotros) están haciendo lo mejor que pueden en función de sus antecedentes, la sobrecarga de estrés y el pensamiento nublado que muchos de nosotros estamos experimentando durante estos tiempos impredecibles. Practicar una libertad compasiva puede comenzar rápidamente a reducir la reactividad y prevenir la acumulación de estrés debido a la frustración y los juicios. Tener una latitud compasiva puede ayudarnos a manejar nuestras diferencias sin que la culpa apague nuestra conexión con el corazón.

Perdón

Muchas personas se separan de un familiar o amigo debido a un dolor que no pudieron liberar. La tendencia a aferrarnos a la amargura y la ira es comprensible. Pero practicar el perdón reactiva la energía de nuestro corazón, lo que inicia el proceso de liberar el dolor o la animosidad reprimidos y sus efectos negativos en nuestra salud mental, emocional y física. Los sentimientos no perdonados pueden agotar silenciosamente nuestra energía, además de crear matices de monotonía en nuestra alegría y felicidad. La práctica genuina del perdón aumenta el amor que fluye a través de nuestro sistema y libera neuroquímicos y hormonas que calman y mejoran el bienestar. (También entendemos que el perdón es un tema complejo que puede requerir ayuda o entrenamiento profesional).

Gratitud

Muchos libros recomiendan practicar la gratitud diariamente para el bienestar mental, emocional, espiritual y físico . Sugieren practicar la gratitud a primera hora de la mañana para establecer un tono positivo para el día o antes de acostarse para reflexionar sobre las personas y los eventos por los que se siente agradecido y disfrutar de la apertura del corazón que le brinda. Sintonizar el corazón con la gratitud proporciona calidez y elevación en nuestro espíritu, lo que respalda un estado de fluidez en la forma en que manejamos situaciones y decisiones.

Mover más amor a través de nuestro sistema con actos de bondad, latitud compasiva para diferentes creencias, perdón, paciencia y gratitud es activar la inteligencia y los beneficios del amor. A medida que más de nosotros practicamos estas cualidades del corazón, se pone más amor en el campo energético, lo que facilita que otros hagan lo mismo y, eventualmente, las naciones. Todos estamos conectados energéticamente, así que es hora de usar nuestra inteligencia colectiva para abrir más nuestros corazones y liberar nuestro amor para que se vuelva viral. Mucha gente siente que esto está por llegar.

Enfoque de atención: mover más amor a través de nuestro sistema

  1. Respira amor y quédate quieto en tu corazón. Al exhalar, irradie amor en su sistema mental, emocional y físico. Vea su corazón, cerebro y sistema nervioso alineándose en armonía y coherencia.
  2. Ahora, imagínate practicando las cualidades del corazón para reducir la separación o mejorar una relación. Pregúntale a los sentimientos de tu corazón qué cualidades son las más importantes para que practiques, por ejemplo, paciencia, bondad, latitud compasiva, perdón, gratitud u otra cualidad del corazón para aumentar tu amor o sanar la separación.
  3. Luego, respira la cualidad del amor que tu corazón te guía a practicar. Al exhalar, irradie esa cualidad del corazón hacia una relación o situación que desee mejorar o sanar.
  4. Es beneficioso para cada uno de nosotros tomarnos una semana para practicar algunas de estas cualidades del corazón en diferentes situaciones. Ser genuino en su enfoque a menudo brinda un impulso espiritual que puede ayudarlo a superar los desafíos que puedan surgir. Un beneficio principal de este ejercicio es que ayuda a integrar más amor en su sistema, lo que aumenta la conexión con la guía y dirección intuitiva de su corazón.
  5. Terminemos irradiando nuestro amor colectivo y atención compasiva a todos los habitantes del planeta que sufren traumas, guerras, desastres naturales y otros factores estresantes importantes.

Fuente: Instituto HerathMath

Publicado el

Cultivando integridad interna

Los seres humanos tenemos el conocimiento y la razón como recursos que cultivamos con una dosis de esfuerzo y dedicación personal; la definición comúnmente aceptada nos dice que la integridad es evaluada desde este lugar en función de unos valores y creencias aprendidos y que socialmente se consideran los apropiados. Desde esta perspectiva hablamos de un recurso adaptativo muy valioso y necesario.

Entre otras cosas, la integridad define una cualidad humana que en su acepción frecuente alude a vivir con rectitud, honradez y bondad, aunque realmente podemos ir más profundo en la exploración de este territorio y construir un mapa que nos guíe en un trabajo de autoconocimiento y transformación mucho más potente.

Los seres humanos tenemos el conocimiento y la razón como recursos que cultivamos con una dosis de esfuerzo y dedicación personal; la definición comúnmente aceptada nos dice que la integridad es evaluada desde este lugar en función de unos valores y creencias aprendidos y que socialmente se consideran los apropiados. Desde esta perspectiva hablamos de un recurso adaptativo muy valioso y necesario.

Sin embargo, la vida no se confina a nuestro pequeño mundo de conocimientos y percepciones, sino que es mucho más amplia, más diversa, más flexible y con un propósito evolutivo cuyo entendimiento está fuera de nuestro alcance cuando solo recurrimos a nuestro conocimiento y a nuestros mejores esfuerzos por explicar todo con la razón.

Y en este punto es cuando la integridad, bajo el impulso de la Inteligencia Espiritual, puede ayudarnos a resolver dilemas que desde otra perspectiva pueden resultarnos contradictorios o paralizantes.

Integridad e inteligencia espiritual

Identificamos a la Inteligencia Espiritual como ese sentimiento profundo y anclado al presente que se hace oír con fuerza cuando apagamos los motores de la mente y dejamos de ensordecernos con el ruido de las creencias, los condicionamientos y la infinita cantidad de atributos con que hemos decorado nuestra identidad o personalidad.

¡Y justo ahí es cuando la integridad funciona en su modo más potente! Y esos diálogos dentro de nuestra pequeña mente, pasan a ser una experiencia resolutiva y asertiva que nos permite resolver de un modo único para una experiencia única.

Integridad con la visión más elevada

En una rígida escala de valores, por ejemplo, sabemos que decir la verdad está bien y mentir está mal… pero la realidad es que a veces ocurre lo contrario y si nos quedamos enredados en nuestros valores, creencias o condicionamientos rígidos, podemos perder la oportunidad de elegir por la acción correcta. ¿Comprendes la sutileza?

Intentaré explicarlo con una historia que alguna vez nos ha contado Ricardo Bravo, un querido amigo y maestro que hoy impulsa sus enseñanzas a través del sitio web www.vedicflower.es:

Dos amigos de toda la vida fueron reclutados para ir a la guerra.

La misma se desenvolvió de manera cruenta, su país salió derrotado y casi todos los soldados murieron; ellos atravesaron ilesos el desafío casi hasta el final…

Sin embargo, pocos días antes, uno de ellos murió.

Con inmenso dolor, a su amigo se le encomendó la dura tarea de ir a llevarle la triste noticia a sus progenitores.

El primer encuentro fue con el padre. Infinitamente afligido, le pidió un último favor:

Mi mujer está en su lecho de muerte y yo no tengo fuerzas para llevarle la noticia. ¿Podrías hacerlo por mí?

Efectivamente así lo hizo, y al acercarse, la madre de su amigo, prácticamente ciega y esperando su regreso para morir, le preguntó:

Hijo mío, ¿eres tú?

Él le tomó la mano suavemente, acarició su pelo, le dio un beso en la frente y le respondió:

Si madre, aquí estoy.

Y la mujer murió en paz.

¿Comprendes como la integridad puede ayudarnos a resolver escenarios para los cuales nuestras creencias, valores e identidad a veces resultan ser insuficientes?

Ajustes entre la integridad y la coherencia

Otra perspectiva podría indicarnos que la persona coherente difícilmente cambie de opinión, pues de esta manera la perdería; esto implica el riesgo de volverse una persona cerrada a las opiniones ajenas, incluso, hasta un un fanático.

Y realmente, lo que define la coherencia y la integridad en su expresión más elevada es el estar despierto a reconocer percepciones superadoras motivadas por el mayor bien desde la mejor versión de las personas; de otro modo, quedaríamos anclados en nuestro pequeño ego, convertido en un estanque que se agota rápidamente o cuyas aguas, al dejar de fluir, se pudren.

Ten presente que los valores, las creencias, tus mejores ideas, serán buenas brújulas para la mayoría de los viajes comunes. Sin embargo, en los viajes extraordinarios por caminos inexplorados que emprendemos los buscadores de visiones evolutivas, sí o sí debemos equiparnos con la guía precisa del corazón.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

MAGNESIO, fundamental para la salud

Magnesio, fundamental para la salud

La deficiencia de magnesio se asocia con trastornos fisiológicos y psicológicos porque las mitocondrias dependen del magnesio para catalizar cientos de reacciones metabólicas.

Los análisis de sangre son indicadores poco confiables de deficiencia, porque menos del 1% de todo el magnesio corporal se almacena en el torrente sanguíneo. La mayor parte se almacena en los huesos.

Durante la exposición al frío extremo, el magnesio se libera de los huesos al torrente sanguíneo para ayudar a potenciar las mitocondrias. Cuanto más frío dosifique, más magnesio necesitará.

Las dietas ricas en verduras de hoja verde ya no son suficientes para mantener niveles saludables de magnesio.

La deficiencia de magnesio afecta el metabolismo

Cada función metabólica en el cuerpo humano depende del magnesio, incluida la producción de energía, la síntesis de proteínas y la vitamina D. El magnesio es esencial para las funciones en el cerebro, el hígado, los riñones y la reparación del ADN. Las personas que son deficientes en magnesio están en mayor riesgo de diabetes, enfermedad cardiovascular, Alzheimer, trastorno de depresión mayor, y una miríada de otras enfermedades – tal vez porque el magnesio juega un papel crítico en la función de la insulina (Jahnen-Dechent 2012).

Según Castellanos-Gutiérrez “varios estudios han informado que una menor ingesta de magnesio se asocia con un mayor riesgo de resistencia a la insulina”, y “el aumento de la ingesta de magnesio se asocia con un índice de masa corporal más bajo, una circunferencia de cintura (más pequeña) y una glucosa sérica más baja”.

Dado que los efectos de la deficiencia de magnesio son tan graves, insidiosos y potencialmente mortales, uno pensaría que todos los que están remotamente preocupados por su salud y bienestar estarían ansiosos por comprender su equilibrio de magnesio. Sin embargo, todavía no existe una prueba médica confiable para medir los niveles de magnesio en el cuerpo. Alrededor del 60% del magnesio total se almacena en los huesos, y la mayor parte del resto en los músculos y otras células. Solo el 1% del magnesio total se encuentra en el torrente sanguíneo, lo que significa que las pruebas que miden las concentraciones sanguíneas son marcadores deficientes de suficiencia o deficiencia de magnesio.

Para la mayoría de las personas, mantener niveles suficientes de magnesio requiere una ingesta diaria de al menos 360 mg. Las plantas verdes y frondosas son la fuente más común, pero los cambios en las prácticas agrícolas y de la industria alimentaria han eliminado el magnesio de los alimentos que solían contener cantidades abundantes.

Como consecuencia de estos cambios en la agricultura y la dieta, la mayoría de las personas en los países occidentales e industrializados no obtienen la cantidad diaria recomendada de magnesio en sus dietas .

La grasa marrón demanda micronutrientes

El lugar de producción de energía en el cuerpo humano es una estructura subcelular llamada mitocondrias, donde se controla la oxidación de glucosa, grasa, proteína y cetonas . El magnesio juega un papel tan crítico en las mitocondrias que las concentraciones de magnesio son aproximadamente diez veces más altas dentro de las mitocondrias que en otras partes de la célula humana .

Y en ninguna parte del cuerpo las mitocondrias están más densamente empaquetadas que en la grasa marrón.

A diferencia de la grasa blanca, que existe únicamente para el almacenamiento de energía en forma de grasa, el propósito principal de la grasa marrón (también llamada tejido adiposo marrón, o BAT) es producir suficiente calor para mantener el cuerpo caliente en ambientes fríos. Cuanta más exposición al frío experimenta el cuerpo humano, más grasa marrón recluta el cuerpo.

Puede ser una sorpresa saber que más grasa marrón se asocia con una masa corporal general más magra hasta tal punto que se están realizando ensayos clínicos para explorar la posibilidad de que la grasa marrón pueda ser un tratamiento para la obesidad. Debido a que la mejor manera de reclutar nueva grasa marrón es una práctica regular de exposición deliberada al frío, es lógico pensar que las necesidades de magnesio serán mucho mayores en las personas que usan baños de hielo o practican natación en agua fría.

En un estudio ruso, la exposición a -70C durante solo 3 minutos resultó en un aumento duradero del 5% -10% en las concentraciones de magnesio en la sangre (Juravlyovaa et al. 2018). La mayor parte de ese magnesio probablemente se liberó de los huesos, donde hasta un tercio de las reservas de magnesio están disponibles para satisfacer las necesidades metabólicas inmediatas.

Pero, ¿qué sucede con los huesos después de que liberan todo ese magnesio? Un estudio reciente de China sugiere que pueden sufrir una pérdida de fuerza y densidad. Los investigadores rastrearon fracturas óseas entre los ancianos durante los eventos climáticos fríos (-2C) en Wuhan, China.

Las temperaturas de congelación aumentaron el riesgo relativo de fracturas óseas en mujeres chinas de edad avanzada (>75 años) durante un período de varios días después de la exposición al frío, particularmente en mujeres que han experimentado previamente una fractura.

Aunque los investigadores especulan que la causa podría estar relacionada con la reducción de la síntesis de vitamina D, la reducción de la actividad física, la reducción de la flexibilidad o el aumento de las condiciones de riesgo de nieve y hielo, ninguna de estas explicaciones es satisfactoria. Como tal, no podemos descartar la posibilidad de que el agotamiento episódico de magnesio de los huesos durante la termogénesis pueda poner a las poblaciones vulnerables en mayor riesgo de fractura hasta que se reemplace ese magnesio.

Debido a que los epidemiólogos chinos no tienen datos sobre los niveles de magnesio en la población que estaban monitoreando para detectar fracturas óseas, no es posible decir si la suplementación con magnesio rescataría la densidad ósea en el frío.

Hay algunas pruebas que sugieren que podría. Por ejemplo, un estudio de 15 mujeres jóvenes mostró que el aumento de la grasa marrón se asoció con una mayor densidad ósea. Los investigadores dividieron a los sujetos en tres grupos: 1) cinco mujeres diagnosticadas con anorexia nerviosa (AN), 2) cinco mujeres recuperadas de AN, y 3) cinco controles sanos. En exploraciones PET durante la exposición al frío, los controles sanos exhibieron la mayor activación de grasa marrón y la mayor densidad ósea en todos los grupos (Bredella et al. 2012). Además, los estudios en ratones indican que el aumento de los niveles de grasa marrón puede proteger contra la pérdida ósea en el frío (Du et al. 2022)

Las células de grasa marrón están llenas de miles de mitocondrias hambrientas de magnesio, lo que sugiere que los cuerpos con magnesio adecuado podrían protegerse contra la pérdida ósea inducida por el frío reclutando y manteniendo niveles adecuados de grasa marrón (es decir, tejido adiposo marrón, BAT).

Estos resultados sugieren que una práctica a largo plazo de exposición deliberada al frío requerirá algo más que una liberación temporal de magnesio almacenado de los huesos. Es decir, a medida que su cuerpo acumula grasa marrón y produce nuevas mitocondrias (llamadas mitobiogénesis), demandará más y más magnesio para mantenerse al día con su metabolismo acelerado.

Dada la deficiencia de magnesio en las dietas típicas y la necesidad de magnesio para reclutar nuevas células de grasa marrón llenas de mitocondrias, los émbolos fríos regulares podrían hacer bien en tomar un suplemento regular de magnesio.

Los baños fríos de sal de Epsom promueven la absorción transdérmica

Aunque anteriormente he indicado que algunos científicos son escépticos de que el magnesio pueda absorberse a través de la piel (por ejemplo, Gröber et al. 2017), la medición directa de laboratorio demuestra que los iones de magnesio transitan la piel humana y los folículos pilosos contribuyen con aproximadamente un tercio del flujo total de magnesio (Chandrasekaran et al. 2016). Cuando los estudios que descartan la absorción de magnesio a través de la piel se basan únicamente en las concentraciones sanguíneas, no pueden aceptarse como definitivos. Por ejemplo, si el magnesio se absorbiera a través de la piel durante un baño de sal de Epsom (sulfato de magnesio), ese magnesio probablemente se absorbería en las células musculares, o se llevaría a los huesos, sin ser detectado por una extracción de sangre.

Los estudios basados en muestras de cabello y orina han mostrado mejores resultados. Por ejemplo, “la medición de los niveles de magnesio en la orina mostró un aumento desde el nivel de control, media 94.81 ± 44.26 ppm / ml a 198.93 ± 97.52 ppm / ml después del primer baño. Aquellos individuos donde los niveles de magnesio en la sangre no aumentaron tuvieron aumentos consecuentemente grandes en el magnesio urinario que muestra que los iones de magnesio habían cruzado la barrera de la piel y se habían excretado a través del riñón, presumiblemente porque los niveles sanguíneos ya eran óptimos “(Waring 2015).

Karim A. Nesr

Karim A. Nesr es autor de Secretos para tener un sistema inmune poderoso ¡y feliz!,
Cómo vivir con fibromialgia y Cómo vivir mejor con síndrome de fatiga crónica.

Publicado el

Periodontitis, un factor de riesgo para muchas enfermedades

Periodontitis, un factor de riesgo para muchas enfermedades

¿Sabías que si padeces periodontitis tienes más riesgo de tener enfermedades respiratorias? ¿O que estas pueden cursar con mayor gravedad?

Es un hecho probado y reconocido que la Porphyromonas gingivalis, bacteria responsable de la periodontitis, también puede ser un factor contradictorio que le abra las puertas a otras afecciones como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal crónica, cáncer de páncreas y de mama o parto prematuro; a esta lista, ahora debemos sumarle la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, más conocida como EPOC.

¿Te preocupa el EPOC? ¡Cuida tu boca!

En animales infectados con la P. gingivalis, se observó que esta puede migrar e infectar los pulmones, provocando cambios en la microbiota y con potencial de desencadenar EPOC; en el caso de padecer la enfermedad previamente, la periodontitis la agravaba.

Dado que la EPOC es la sexta causa de muerte en el mundo y que la medicina convencional no tiene cura para ella, es mucho mejor enfocarse en prevenirla; puesto que la periodontitis es un factor de riesgo normalmente no asociado a esta enfermedad o a las otras que puede desencadenar o agravar, es importante concederle a la higiene dental una gran importancia.

La periodontitis y las enfermedades autoinmunes

También existe una creciente evidencia que sugiere una relación entre la periodontitis y las enfermedades autoinmunes; las enfermedades autoinmunes son un grupo de trastornos en los que el sistema inmunológico del cuerpo ataca por “error” a sus propios tejidos sanos.

Se ha demostrado que la periodontitis aumenta el riesgo de desarrollar las siguientes enfermedades autoinmunes: artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, enfermedad de Crohn, psoriasis y otras enfermedades autoinmunes. En el caso de la esclerosis múltiple, se ha demostrado que quienes padecen periodontitis tienen 250% más riesgo de desarrollar la enfermedad.

A su vez, las personas con enfermedades autoinmunes también tienen un mayor riesgo de desarrollar periodontitis; esto podría deberse a que las enfermedades autoinmunes, o sus tratamientos farmacológicos, pueden debilitar el sistema inmunológico, lo que dificulta que el cuerpo combata las infecciones bacterianas que causan la periodontitis.

La explicación perfectamente podría ser al revés, pero desde la mirada de la medicina natural, no nos interesa si es primero el huevo o la gallina, sino abordar la higiene y la nutrición del organismo de forma completa.

Prevención, prevención y prevención

Los naturópatas, enfatizamos en la importancia de la prevención desde muy temprana edad; uno de los puntos en los que personalmente insistiría en la disciplina doméstica, es en una muy buena higiene de la boca.

Dicho esto, a muchos les resultará sorprendente que los consejos naturopáticos no pasan por el uso de pastas dentales y colutorios repletos de flúor, colorantes, saborizantes o edulcorantes artificiales, sino por cuidados fisiológicos con recursos naturales libres de toxicidad y con efectos más profundos.

Por supuesto, no negamos la importancia que puede tener la intervención del odontólogo para una buena limpieza si llega a ser necesario, pero en la medida de lo posible, deberíamos cuidar la integridad de la boca con mucho esmero para que sus intervenciones no sean necesarias o se minimicen.

Terminemos con la cantinela del flúor

Para empezar, hay que evitar el flúor. Las autoridades sanitarias repiten una y otra vez acerca de la importancia de recurrir a este mineral para mantener una buena salud dental, cosa que no se ha probado jamás.

Lo que sí se ha probado es su efecto dañino para la salud. El exceso de flúor causa manchas blancas en los dientes, salivación excesiva, dolor de estómago y alteración del gusto; cuando ocurre una intoxicación, provoca vómitos, temblores e incluso crisis convulsivas; cuando se trata de una sobreexposición crónica, lo cual podemos agradecer a las autoridades sanitarias, pueden aparecer alteraciones del esmalte dental o “fluorosis dental”, osteoporosis, lesiones del sistema nervioso central, malformaciones congénitas, trastornos cardíacos, etcétera.

Esto ocurre porque el flúor compite con el calcio y puede ocupar su lugar; en estos casos, calcio y flúor se unen y forman un complejo insoluble -el fluoruro de calcio- que provoca un declive del calcio en la sangre; en este escenario, la masa ósea se enriquece con flúor, pierde su estructura mineral y se favorece las microfracturas, la escoliosis, la cifosis, la hiperlaxitud de los ligamentos y la degeneración acelerada del organismo.                      

Si esto no nos pareciera suficiente para evitar el flúor por todos los medios, su exceso también predispone a trastornos psíquicos de gravedad; un antecedente podemos apreciarlo durante el Tercer Reich, cuando Hitler añadía flúor al agua de los campos de concentración para volver a los prisioneros dóciles, sumisos y estériles; la misma razón por la cual se utiliza en los venenos para ratas y cucarachas, así como en algunos gases neurotóxicos como el gas sarín.

Una alternativa segura: bicarbonato de sodio

Una gran alternativa saludable y segura como opción a las pastas dentales enriquecidas con flúor y otros regalos de la industria de la enfermedad, es el bicarbonato de sodio; esta noble sustancia tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ser útiles para prevenir la Porphyromonas gingivalis y mantener una excelente higiene de la boca.

La Porphyromonas gingivalis prospera en un ambiente ácido y el bicarbonato de sodio neutraliza el pH de la boca, creando un ambiente menos favorable para la bacteria. También ayuda a eliminar la placa dental, la principal fuente de alimento para las bacterias; además, tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación de las encías.

Para aprovecharlo, se recomienda cepillarse los dientes con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua dos veces al día, preparar un enjuague bucal con bicarbonato de sodio después de cepillarse los dientes y hacer gárgaras con una solución de bicarbonato de sodio y agua una vez al día.

Otras medidas para cuidar la boca

Además de usar bicarbonato de sodio, hay otras medidas que se pueden tomar para prevenir la Porphyromonas gingivalis; entre ellas destacamos dejar de fumar, llevar una dieta saludable y controlar la diabetes; en este último caso, se puede recurrir a una guía precisa con la lectura del libro DETENÉ LA DIABETES, publicado por el sello Grijalbo.

El uso del hilo dental también es muy importante para una correcta higiene de la boca; en este aspecto, es muy importante evitar los hilos dentales tradicionales con alto contenido en teflón y, en su lugar, recurrir a los que sean elaborados con tejidos naturales.

Pablo de la Iglesia

Publicado el

93 años con un estado físico de 40

Lecciones de longevidad de un atleta de 93 años que está tan sano como alguien cinco décadas más joven.
  • Richard Morgan tiene 93 años y ostenta la salud cardíaca y el estado físico propios de alguien décadas más joven.
  • Un nuevo estudio de caso analizó su rutina: levanta pesas con regularidad y hace ejercicios cardiovasculares de baja intensidad. 
  • También sigue una dieta rica en proteínas, que puede ayudar a preservar la masa muscular y al mismo tiempo mantener baja la grasa corporal.

Un hombre de 90 años está tan en forma como alguien décadas más joven, en parte debido a una rutina simple pero poderosa de ejercicio y una buena nutrición, sugirió un nuevo estudio de caso publicado en diciembre en el Journal of Applied Physiology .

Richard Morgan, un hombre irlandés de 93 años, se jubiló de su trabajo como panadero y operador químico y ahora hace ejercicio principalmente en el cobertizo de su patio trasero durante unos 40 minutos al día, informó The Washington Post .

Tenía 92 años durante el estudio y era cuatro veces campeón del mundo en remo bajo techo (un deporte que implica tanto cardio como fuerza al mismo tiempo). Los investigadores descubrieron que las medidas de su salud cardíaca, masa muscular y estado físico general eran más comparables a las de una persona sana de 30 o 40 años que a las de otro nonagenario.

Si bien Morgan puede tener algunas ventajas genéticas, al menos parte de su buena salud está relacionada con la rutina que comenzó hace dos décadas a los 73 años, dijeron los investigadores.

Sus hábitos, como el entrenamiento de fuerza regular, ejercicios cardiovasculares de baja intensidad y una buena nutrición, son formas respaldadas por la ciencia de prolongar la vida y mantenerse en forma durante muchos años, según sugiere la evidencia. Estos son los seis factores encontrados en el estudio de caso que pueden haberlo ayudado a estar en forma y saludable cuando tenía 90 años.

1. Haz la mayor parte de tu cardio a baja intensidad

Para el estudio de caso, los investigadores analizaron el entrenamiento de Morgan, que incluía unos 30 kilómetros (un poco más de 18 millas) cada semana en la máquina de remo.

Descubrieron que alrededor del 70% de sus entrenamientos eran de intensidad ligera. Esto está casi perfectamente alineado con lo que los médicos y científicos del ejercicio recomiendan para que el entrenamiento cardiovascular mejore la longevidad , la resistencia y el rendimiento general.

El ejercicio cardiovascular de baja intensidad y estado estable a menudo se define como un ritmo al que puedes mantener una conversación cómodamente mientras haces ejercicio sin quedarte sin aliento. También cae alrededor de la Zona 2 en términos de frecuencia cardíaca, o entre el 60% y el 70% de tus latidos máximos por minuto.

El cardio de zona 2 es ideal para el rendimiento y la salud porque ayuda a las células a adaptarse a un mayor rendimiento, esencialmente como construir un tanque de gasolina más grande para su cuerpo, dijo anteriormente a Business Insider el Dr. Morgan Busko, médico deportivo.

2. De vez en cuando incluya ráfagas de máximo esfuerzo.

El resto del entrenamiento aeróbico de Morgan, según el estudio de caso, es aproximadamente un 20% de intensidad moderada y aproximadamente un 10% de intensidad alta, como un sprint a todo ritmo. Esto último es importante porque los investigadores descubrieron que Morgan tenía una capacidad notable para usar el oxígeno de manera efectiva (y aumentarlo durante el ejercicio, un marcador importante de la salud cardiorrespiratoria general ).

La evidencia sugiere que períodos de ejercicio más cortos e intensos , a un ritmo que no se puede mantener por mucho tiempo, son ideales para desarrollar este tipo de condición física.

3. Levanta pesas para vivir más

Los investigadores encontraron que Morgan complementó su remo con dos días a la semana de entrenamiento de fuerza con pesas, realizando tres series de estocadas, remo y flexiones con mancuernas.

Una vez más, numerosas pruebas sugieren que tiene la idea correcta. Estudios recientes han encontrado que el entrenamiento con pesas puede ayudar a evitar enfermedades crónicas y prevenir la muerte prematura . No hace falta pasar horas en el gimnasio para beneficiarse del levantamiento de pesas. Las investigaciones sugieren que de 30 a 60 minutos semanales de entrenamiento de fuerza es suficiente.

Otro factor crucial en el entrenamiento con pesas de Morgan es que los investigadores observaron que realizaba cada serie de ejercicios cerca del fallo , lo cual es clave para desafiar a los músculos con el tiempo e impulsarlos a crecer y fortalecerse. La palabra clave es “cerca”: levantar hasta el fallo total o maximizar cada levantamiento puede aumentar el riesgo de lesión , con pocos beneficios para la salud en general, le dijo anteriormente un fisioterapeuta a BI.

4. Consuma suficiente proteína

Los investigadores del estudio de caso dijeron que, además de hacer ejercicio con regularidad, Morgan llevaba una dieta alta en proteínas y consumía aproximadamente 1 gramo de proteína por libra de peso corporal cada día.

Obtener suficiente proteína puede haberlo ayudado a mantener una cantidad sorprendentemente alta de masa muscular (alrededor de 104 libras de músculo, la mayor parte de su peso total de 165 libras), junto con una grasa corporal baja (15%, a la par de un hombre más joven y en forma).

La proteína es un nutriente clave para desarrollar músculo (y mantenerlo), así como para controlar el apetito. Las pautas sugieren que la cantidad ideal es aproximadamente 0,7 gramos por libra de peso corporal. Sin embargo, a medida que envejecemos, se vuelve más difícil conservar la masa muscular y algunas pruebas sugieren que comer más proteínas puede ayudar a un envejecimiento saludable .

5. Nunca es demasiado tarde para empezar a hacer ejercicio

Además de su condición física excepcional, una de las partes más distintivas del estudio de caso de Morgan es que comenzó su rutina de ejercicios relativamente tarde en su vida, comenzando a remar como pasatiempo a los 73 años.

Antes de los 70, escribieron los investigadores, Morgan no hacía ejercicio de manera constante.

La evidencia muestra que incluso las personas que comienzan a entrenar entre los 80 y 90 años pueden beneficiarse del ejercicio y ganar masa muscular y fuerza, lo que puede tener grandes beneficios para la salud y la calidad de vida.

6. La coherencia es clave para obtener resultados a largo plazo

Una de las razones por las que Morgan pudo haber tenido tanto éxito en ver mejoras en su salud y estado físico es que era extremadamente consistente con su rutina, dijeron los investigadores.

Los cambios físicos relacionados con la dieta y el ejercicio toman tiempo, ya sea para desarrollar músculo, quemar grasa o mejorar su salud. Es por eso que los expertos generalmente no recomiendan dietas estrictas ni ejercicios de moda. No importa cuán óptima sea una dieta o una rutina de ejercicios, no se beneficiará si deja de hacerlas, por lo que el mejor plan de longevidad es algo que puede seguir a largo plazo.

Gabby Landsverk

Fuente: Business Insider

Publicado el

Propósitos, metas y estándares personales

Descubre la importancia de establecer propósitos claros, fijar metas específicas y mantener estándares personales elevados para alcanzar la realización personal. Navega la vida con propósito, abraza metas tangibles y eleva la barra de la excelencia en este viaje hacia una vida significativa y satisfactoria.

En el fascinante viaje de la existencia, la tríada de propósitos, metas y estándares personales emerge como un timón vital que orienta nuestra travesía y da forma a nuestro destino; a continuación, vamos a explorar en detalle la importancia de establecer propósitos claros, fijar metas específicas y mantener estándares personales elevados, entendiendo cómo esta combinación tridimensional impulsa una vida plena y satisfactoria.

Propósitos personales: la esencia de la existencia

Los propósitos son las intenciones o el sentido más profundo de nuestras acciones y metas; son el por qué detrás de lo que hacemos; los propósitos pueden ser amplios o específicos, y se relacionan con nuestra motivación y nuestra visión de la vida.

 Los propósitos nos brindan una sensación de significado y nos ayudan a encontrar sentido en nuestras vidas; tener un propósito claro nos da una brújula interna que nos guía en la toma de decisiones y nos ayuda a mantenernos enfocados en lo que realmente importa.

1. Orientación profunda: los propósitos personales actúan como brújulas internas, proporcionando una dirección clara en medio de la travesía de la vida; establecer propósitos nos invita a reflexionar sobre nuestras aspiraciones fundamentales, dando forma a quiénes somos y delineando nuestro camino en el mundo.

2. Motivación sostenida: al identificar y abrazar nuestros propósitos, creamos un motor interno de motivación; enfrentar desafíos se convierte en una oportunidad para recordar la conexión intrínseca entre nuestras acciones diarias y la consecución de nuestros propósitos, brindando una fuente duradera de inspiración.

3. Logros significativos: la alineación con nuestros propósitos personales da como resultado logros significativos; cada paso, por pequeño que sea, se convierte en un hito que nos acerca a la realización de nuestros propósitos, generando una sensación profunda de logro y autenticidad.

Metas personales: hitos tangibles en el camino

Las metas son los resultados u objetivos que se desean alcanzar en un periodo de tiempo determinado, a través de la ejecución de determinadas acciones concretas; las metas pueden ser de corto, mediano o largo plazo, dependiendo del tiempo que se requiera para cumplirlas. Por ejemplo, una meta a corto plazo puede ser terminar un proyecto escolar, una meta a mediano plazo puede ser aprender un idioma extranjero, y una meta a largo plazo puede ser graduarse de la universidad.

Las metas se pueden diferenciar de los objetivos en que estos últimos son más específicos y directos, y se realizan para poder cumplir una meta determinada; por ejemplo, si la meta es aprender un idioma extranjero, los objetivos pueden ser inscribirse en un curso, estudiar una hora al día, practicar con hablantes nativos, etc.

Las metas y los objetivos son importantes porque nos ayudan a enfocar nuestra atención, motivarnos, organizar nuestro tiempo y recursos, y evaluar nuestro progreso; para que una meta sea efectiva, debe ser SMART, es decir, específica, medible, alcanzable, relevante y temporal.

Las metas y objetivos bien planteados nos aportan:

1. Especificidad y enfoque: las metas personales representan hitos específicos en el viaje hacia nuestros propósitos; establecer metas concretas y medibles proporciona un enfoque claro, permitiéndonos desglosar nuestros propósitos en pasos alcanzables.

2. Seguimiento del progreso: fijar metas nos brinda la capacidad de realizar un seguimiento de nuestro progreso; este proceso de evaluación constante no solo nos mantiene enfocados, sino que también nos brinda la oportunidad de ajustar nuestras acciones según sea necesario.

3. Celebración de logros intermedios: alcanzar metas intermedias se convierte en una razón para celebrar en el camino hacia la realización de nuestros propósitos; esta celebración nutre la motivación y refuerza la creencia en nuestra capacidad para alcanzar las metas finales.

Estándares personales: elevando la barra de la excelencia personal

Un estándar personal es una expectativa que una persona establece para sí misma y se esfuerza por cumplir; los estándares personales pueden referirse a cualquier aspecto de la vida, como la ética, la moral, el comportamiento, la apariencia, el rendimiento o el éxito.

Los estándares personales pueden ser positivos o negativos; los estándares positivos nos ayudan a ser mejores personas y a alcanzar nuestro potencial y los estándares negativos, por otro lado, pueden ser limitantes o incluso perjudiciales.

Los estándares personales se desarrollan a lo largo de la vida, a través de la influencia de los padres, la familia, los amigos, los maestros y la sociedad en general; también se pueden desarrollar a través de la experiencia personal y la reflexión.

Cuando establecemos estándares personales, es importante que sean realistas y alcanzables; si nuestros estándares son demasiado altos, podemos sentirnos frustrados y desmotivados y si nuestros estándares son demasiado bajos, no nos desafiaremos a nosotros mismos a crecer y mejorar.

Los estándares personales nos ayudan a vivir una vida más plena y satisfactoria; nos dan una dirección y nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos.

Aquí hay algunos ejemplos de estándares personales:

  • Ser honesto y sincero en todo momento.
  • Llegar a tiempo a las citas y compromisos.
  • Cuidar mi cuerpo y mi salud.
  • Ser un buen amigo y compañero.
  • Ser un estudiante o trabajador diligente.

Los estándares personales son una parte importante de nuestra identidad; nos ayudan a definir quiénes somos y lo que valoramos.

Sus notas destacadas son:

1. Autoestima: establecer estándares personales elevados refleja nuestro compromiso con la excelencia y la autovaloración; al mantener altas expectativas para nosotros mismos, cultivamos una autoestima saludable y demostramos que valoramos nuestro propio potencial.

2. Calidad en relaciones interpersonales: los estándares personales también impactan nuestras relaciones; al establecer límites saludables y mantener expectativas de respeto mutuo, contribuimos a relaciones más saludables y enriquecedoras.

3. Crecimiento continuo: elevando nuestros estándares, adoptamos una mentalidad de crecimiento constante; la búsqueda perpetua de mejorar y aprender nos permite adaptarnos a nuevas experiencias y desafíos, fomentando un desarrollo continuo.

Sinfonía de propósitos, metas y estándares: tejiendo una vida significativa

Cuando propósitos, metas y estándares personales están alineados, creamos una sinfonía interna; esta coherencia nos impulsa a vivir de acuerdo con lo que valoramos, fomentando una vida auténtica y significativa.

Aunque es fundamental tener propósitos y estándares, también es vital ser flexible; la capacidad de adaptarse a nuevas circunstancias sin perder de vista los objetivos fundamentales es clave para una navegación exitosa de la vida.

En el camino hacia la realización de propósitos, la consecución de metas y vivir según nuestros estándares, es crucial cultivar la gratitud por el proceso; reconocer y apreciar cada avance, independientemente de su tamaño, nos infunde con una energía positiva que impulsa nuestra resiliencia.

La combinación armoniosa de propósitos, metas y estándares personales forma la esencia de una vida satisfactoria; al abrazar estos elementos, construimos un cimiento sólido para el crecimiento personal y la realización continua. Recordemos que cada día nos ofrece la oportunidad de tejer una vida rica en significado y plenitud.

Pablo de la Iglesia